945 35 86 17
945 35 86 17

Norgara

Acercándose a los grupos y equipos desde la vulnerabilidad

emocion

lagrimaEste pasado fin de semana empezamos a acercarnos a los grupos y equipos en el programa de formación de profesionales del acompañamiento e intervención sistémicaSenA: El arte de Ser en Acción, después de un año de trabajo personal del profesional y otro medio desarrollando las habilidades para el acompañamiento individual.

Comenzó con lágrimas y terminó de la misma manera. Ciertas circunstancias personales previas y sobrevenidas pudieran haber influido en ello, pero a todas nos quedó claro que había algo más; que algo había sobre el tema que trabajábamos que emergía con fuerza. Se trataba de una exploración en profundidad. La VULNERABILIDAD se respiraba por todos los poros.

IMG_1065 Y era esta misma habilidad para mostrarse vulnerable la que apareció como el verdadero ingrediente para pasar del individuo a lo colectivo; para poder conectar con los demás era necesario abrir la mente, el corazón y la voluntad; abrirse en canal para permitir tomar al otro, lo que otro trae, lo que el otro es; y en correspondencia ser tomado. Es entonces cuando emerge ese NOSOTROS completo y pleno, y no el nosotros de las conexiones tácticas o contextuales; un nosotros artificial o transaccional, útil pero menos poderoso.

20150215_153957-1Y es que la vulnerabilidad no sólo favorece el contacto, el intercambio, el sentido profundo compartido sino que además permite la herramienta más poderosa para avanzar: el APRENDIZAJE. Me hace consciente de mis límites actuales, me muestra tal cual soy ahora, imperfecto, y a la vez permite vislumbrar mi potencial: crea un espacio real de posibilidades. Tanto a nivel individual como colectivo.

Pero la vulnerabilidad trae unas exigencias: un entorno seguro donde pueda confiar, donde me sienta respetado, apreciado, digno. Y este lo era, y mucho.

De ahí que crear un contexto así sea la preparación previa necesaria para que ese grupo o equipo pueda entrenar su vulnerhabilidad y dar un salto adelante en su desarrollo.

Y cultivar su propia vulnerhabilidad el paso necesario para aquel profesional que quiera acompañar esos grupos o equipos

COMPARTELO